JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

Tuvo un éxito tremendo en los años setentas; arrasó con los primeros lugares de popularidad en la radio. Su presencia en televisión y cine le dieron algo más que fama. Si les hablo de Roberto Pérez Flores estoy seguro que  muy pocos sabrán quién este intérprete nacido allá en el bello Sinaloa. Pero si les  digo que es Roberto Jordán, las cosas cambian.

El cine es dónde se da a conocer este artista. Son las  películas de Cesár Costa, aquellas que nos mostraba a una juventud rebelde, sin límites, es cuándo hace su debute Roberto Jordán en papeles pequeños. Es gracias a Juan Gabriel, quién le da sus primeros temas, como: “no se ha dado cuenta”, un éxito que le abre curiosamente las puertas a ambos artistas, que en esos tiempos grababan para el mismo sello discográfico RCA.

Y de ahí hasta nuestros días porque este cantante, sigue vigente. ¿Recuerda,  por ejemplo ese éxito de siempre: “Amor de estudiante”? ,una  creación del maestro Enrique Rosas. O los covers que hizo a “1 2 3 detente”;  “házme una señal”, “el Juego de  Simón”, “Amor de temporada” y su versión muy personal a ese  tema del maestro Manzanero: “Todavía”.

Este hombre amante del deporte blanco, es un excelente jugador de tenis, gran persona y buen cantante, continúa haciéndonos recordar algo del pasado, con sus melodías. Algunas románticas y otras para bailar. Roberto Jordán, es, como lo señale, el primer intérprete del divo de Juárez, Juan Gabriel.

Tuvo varios estelares en el cine, sin lugar a dudas uno de los que más se recuerda es “El premio Nobel del amor” al lado de la talentosa reina de América, la señora Angélica María. Su fama traspaso fronteras, su voz y estilo son únicos. Su forma de bailar inconfundible, ese es el buen Jordán.

Recientemente lo hemos visto en las Caravanas  del Rock y programas de TV, dónde hace un despliegue de su talento y calidad artística. Tuvo su época  fuerte y es  considerado uno de los grandes de la balada mexicana.

No creo que usted, no recuerde esta tonada: “es otoño, los amantes ya se fueron, las hojas de los árboles cubren el campo, sus  voces amorosas, ya  no se escuchan, el verano…termino…Mi amor de verano.. mi primer amor..Amor de estudiante..ya se terminó.”

¡Qué  hermosos tiempos! ,baladas simples y blancas, nada del erotismo del que hoy hacen gala muchos cantantes. Roberto Jordán, es  un grande dentro del mundo musical mexicano. Y lo recuerdo como siempre con esa vitalidad y ganas de salir adelante. Un artista,de ayer,hoy y siempre.