JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

A punto de finalizar el año y las fiestas decembrinas. ¿Quién no disfrutó, en algún momento,  de la voz privilegiada de José Rómulo Sosa Ortiz? Puro sentimiento en cada una de sus interpretaciones. ¿Cómo qué  quién es?; pues nada menos que el todavía llamado Príncipe de la  canción, el señor José José.

Es  el artista latino más  pirateado con sus temas, y con esa voz de sus primeros  años, pudo haber sido considerado el “Sinatra latinoamericano” y no es broma era un verdadero privilegio verle cantar a este maestro, oriundo de la colonia Clavería, en  el Distrito Federal.

Tuve  la  fortuna de  ver su participación en  aquellos festivales OTI, que eran comandados por el señor Rául Velasco; asimismo ver su despegue en los diferentes centros  de espectáculos dónde se presentaba,  desde aquellos en la Alameda  Central, hasta los más recordados en el  conocido y hoy ya  desaparecido centro nocturno El Patio, allá por las calles de Atenas.

No tocaré para nada su vida personal y, ¡vaya que  me toca parte de ella!, ya que por un tiempo fue mi vecino en la otrora tranquila colonia San Miguel Chapultepec. Hablaré del gran artista que es; de sus extraordinarias temporadas en toda América Latina, Estados  Unidos y España, porque créame  Usted, ¡es un grande,de esos que ya no se dan tan fácil!

Recuerdo que en todo el país, no había  una estación de radio que no tocara  una  melodía de este cantante  mexicano. ¿Éxitos…? muchísimos, desde El Mundo, hasta  llegar a  la  consagración de sus inmortales temas: El Triste, Cuidado, Sin ella, Pero te extraño y una que particularmente le gusta al que esto escribe y que siempre le solicitaba en sus  presentaciones: Ella es así,tema  poco difundido (¿raro no?) pero bellísimo.

Tuvo triunfos inolvidables en los Estados Unidos: en el Madison Square Garden de Nueva York y el reconocido Radio City Music Hall. Su voz  era  tan limpia y perfecta que los  llegaron a considerar el Sinatra mexicano.

Hizo varias  películas, una  de  la más recordadas es  con la  bella y talentosa señora Verónica Castro, bonita pareja, argumento muy sencillo, pero era un buen pretexto para escuchar sus canciones tan llenas de sentimiento. A veces con alegría y otras tantas con trsteza. Ese era José José. El que Usted  recuerda como uno de  los  más  grandes.

Un hombre que  con sus  temas, le dio otro color al amor. Quién no ha llorado o reído o simplemente buscado,cuándo traemos alguna  complicación amorosa, las  canciones de José. Mentiría al decir que las cosas siguen igual. En lo que no les miento, es al decir que es el mejor vendedor de discos mexicano, 95 millones de discos,  también el más  pirateado.

Un hombre que de haberse cuidado, no tengo duda alguna hubiese sido el intérprete mexicano más reconocido de  todos los  tiempos.