JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

Como decía el legendario comentarista y maestro, Don Ángel Fernández: “me pongo de pie, para hacer un homenaje al internacional grupo de los Hermanos Castro”, comandados por Arturo Castro. ¡Cuántas canciones!, ¡cuántos momentos inolvidables nos ha dado este grupazo orgullosamente mexicano!

Soy uno de sus fans de siempre; esa originalidad y perfección en sus interpretaciones son únicas: calidad y talento indiscutible. La historia comienza desde que eran niños con una trayectoria ya reconocida, se hacían llamar “Los Panchitos.” Su paso por la música ha dejado huella, pues Arturo (el jefe); Jorge (qepd); Javier (qepd) y Gualberto, son reconocidos en todo el mundo.

Recuerdo sus grandes temporadas en los mejores centros nocturnos de las Vegas, en los Estados Unidos. Grandes aglomeraciones para ver a estos 4 grandes de la música popular. Estrellas de esos tiempos no se perdían su espectáculo, quizás la más impresionada por esa enorme calidad interpretativa fue la actriz y cantante Liza Minelli.

Muchas composiciones del maestro Arturo han dado la vuelta al mundo. Bellas letras y gran inspiración, apoyadas siempre por esas voces maravillosas y arreglos con el toque inconfundible de Los Castro. Tuve la fortuna, siendo aún joven, de ver su presentación en un Centro Social en la histórica ciudad de Puebla.

Esa ocasión,presentaban un tema rítmico del cantante brasileño Wilson Simonal, llamado “Zazueira”, por cierto uno de mis preferidos al igual que su inmortal “Y después del amor” eran los inicios de un nuevo integrante en el grupo, la  incorporación de Benito. Nunca he entendido el porque no tuvieron ese éxito aquí, como los obtenidos en otros países.

El año pasado,hicieron unas presentaciones en el Lunario del AN, con grandes llenos. Hoy tenemos entendido y celebrando sus 50 años de  brillante  carrera  lo harán en el Auditorio Nacional, en los primeros días de marzo. No se lo pierdan, porque en verdad estos señores, en cuestión de música e interpretación, son de otro nivel.

Felicidades a Los Hermanos Castro, por estos triunfos logrados en estos años. Decir 50 años no es nada fácil y más cuándo aún se conserva la calidad y alegría por hacer bien las  cosas.