JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENGRO

Este  fin de semana se cierra un capítulo más del Torneo local de futbol. El enfrentamiento no es solo en la  cancha; hay dos personajes con dinero y poder que se encuentran detrás de todo.  Uno es Don Carlos Slim el hombre más rico de este deteriorado mundo; el otro,un junior heredero del consorcio televisivo mexicano que ha marcado y dejado huella: Televisa.

Es hablar de dos equipos con tradición, con sabor, con alegría por jugar. Es eso, precisamente, lo que ha despertado el interés en la afición. Del equipo de Coapa, ¿qué podemos decir?; está a un paso de lograr más campeonatos que el mismísimo Guadalajara; mientras que su entrenador, en poco tiempo y de manera personal, se  colocó como el mejor en la baraja nacional.

El León un equipo que ha sufrido mucho para  lograr tener ese trabuco, que a estos  días luce y agrada. Y claro que tiene historia y también ha sido campeón. Con jugadores en su tiempo y momento que llegaron a la Selección nacional. No es nada nuevo que Carlos Peña y Luis Montes sean base del cuadro tricolor porque el León ha tenido por lo general excelente jugadores.

La  batalla es ahora por  la transmisión del juego de ida (en León); pues como es conocido, el equipo de Slim, transmite, la mayoría de sus juegos por Internet (www.unotv.com);  y si mal recuerdo por un canal de paga. Obviamente, los afectados con esta  decisión, tratan de llegar a  un acuerdo para que se  transmita por televisión abierta.

Sin lugar a dudas será una buena final, por la calidad de futbol que han logrado los dos equipos con tradición y que tienen al frente a los dos hombres más poderosos de este país. ¡Y sí!…le voy a los esmeraldas del León.