JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

A pesar de sus declaraciones, Miguel Herrera, entrenador en turno de la Selección Nacional, tiene -aunque diga lo contrario-, a su base para el próximo mundial a celebrarse, sino sucede algún inconveniente, en ese bello país hermano Brasil. El pasado juego contra Corea del sur sirvió, más que nada, para verificar a prospectos que estén en posibilidades de afrontar el máximo compromiso futbolero del mundo.

Y sí hubo sorpresas, porque el llamado a Diego Reyes, jugador del Oporto de Portugal, pero que  juega con el equipo B de esa institución, marcó la notable falta de ritmo del central y ex campeón con el América, pero aún así este joven, estará en la lista definitiva del TRI y voy más  allá  hasta  titular  podría ser al lado de Márquez y Moreno.

Uno que no debe faltar es el “conejito” Brizuela; chamaco bullidor, encarador, con un juego descarado, de esos que ponen nervioso a cualquier contrincante. Este joven, definitivamente, si no baja su juego hasta titular puede llegar a ser. El chavo del Pachuca, Pizarro pocas posibilidades en esa posición, pues las laterales del equipo nacional ya tienen titulares y son dos águilas: Miguel Layun y Paul Aguilar.

En el medio campo no habrá novedades: El “Gullit” Peña, Montes y Zavala, sin descartar a ese guerrero cruzazulino Gerardo Torrado. Es bueno tener esa  clase de  juegos, porque los supuestos titulares no la tendrán fácil, recuerde que  no es  uno el que tiene asegurado su participación, son dos: el capi Rafael Márquez y ese jugadorazo todo corazón: Oribe Peralta.

Si la  competencia por la titularidad va traer como consecuencia  un compromiso más fuerte entre los jugadores, porque Talavera, que estaba considerado hasta hace poco como el tercer portero, demostró que esta para ser titular. Otra revelación es el norteño Alan Pulido anotador de 3 tantos a los coreanos. Tiene deseos de ir.

Viene  un próximo encuentro contra Nigeria que al parecer contará con todos sus titulares. Aquí veremos el desenvolvimiento estos jóvenes que por lo visto hasta ahora, solo algunos convencieron. Los otros tendrán que apretar el acelerador si quieren seguir en este corto proceso. Miguel ya sabe quienes, solo faltará ver como pone a sus “europeos” en el tablero y quiénes son.