MARIO MUNGUÍA “MATARILI”

xxx 001 (1)El Segundo Tribunal de Justicia en Materia Penal decide dejar en libertad a los presuntos asesinos de Manuel Buendía, cuando ya el autor material murió hace años, cuyo nombre fue Rubén Guevara (a) “El canario” quien vivía en la colonia Bellavista rumbo a Santa Fe, arriba de Tacubaya…Tecleamos que el citado fue el autor material, debido a que él personalmente lo confesó a su tecleador de cabecera un día de tantos que tomamos café en el restaurante Wings que se localiza en Marina Nacional, a un costado de la Torre de Pemex y a dos cuadras del periódico OVACIONES… Según las propias palabras de Rubén Guevara había permanecido más de cinco años en el Reclusorio Oriente totalmente incomunicado y vigilado por agentes de Gobernación, se atrevió a decir lo sucedido para ayudar a sus compañeros que aún permanecían en el Reclusorio Norte, principalmente a José Antonio Zorrilla Pérez, quien por presiones tuvo que aguantar la risa para no poner en peligro a su familia que podía pagar platos rotos que no rompieron; Juventino Prado Carmona y otro que de momento no recordamos, al parecer de apellido Estrella… El asesinato del maestro Manuel Buendía (fue mi maestro dos años en la escuela Carlos Septién García) fue un crimen de ESTADO totalmente, como se han cometido otros…Los involucrados en el hecho, el 30 de mayo de 1984, en la tarde, dentro del estacionamiento en el sótano del edificio en donde Buendía tenía sus oficinas, calle de Havre, entre Av. Chapultepec e Insurgentes, y los señalados fueron Juan Rafael Moro Ávila, hijo de un familiar de los Ávila Camacho, de parte de madre, con quien este servibar entró dos que tres veces al reclusorio cargando canastas con comida, bastante, dos pomos con licor y la señora tenía entrada libre. Nostradamus la acompañaba, ya que no me permitían entrar por chismoso…

xx 001 (1)LOS SEÑALADOS EN EL CRIMEN…

Asegún las propias palabras de José Antonio, el Moro Ávila, los citados y Raymundo “El cohocorrol”, Rubén “El canario” y el otro que se me patina, pertenecían al grupo de “Los Cuernos” (grupo de motociclistas) de la Dirección Federal de Seguridad cuyo cuartel estaba frente al Monumento a la Revolución, habían recibido órdenes desde mero arriba de eliminar a Manuel Buendía y fueron tres los intelectuales, uno de ellos ya murió, el general Juan Arévalo Gardoqui, los otros dos todavía siguen robando oxígeno y debido a que todavía tienen poder… Zorrilla Pérez ha soportado los casi 20 años, parece que ya también se compadecieron de ellos y pronto quedarán libres, y a éste deberían de dar un buen premio en razón a su lealtad a la superioridad, y lo tecleamos de esa manera debido a que en junio de 1993 también el MATARILI tuvo sus vacaciones en el Reclusorio Norte y al otro día de mi ingreso, el primero que fue a verme fue precisamente Zorrilla Pérez que se encontraba en el módulo de alta seguridad, vecino de Rafael Caro Quintero… En la prisión se olvidan los secretos, los internos pierden todas sus garantías, el dinero hace la diferencia, ya que todo cuesta en el interior, hasta por pasar de un tramo a otro en el pasillo que divide la zona de gobierno, con la de población y los custodios que vigilan esa puerta de reja, al ver que el interno no hace el “iris” de sacar algo del bolsillo. Preguntan: ¿Qué… no hay nada para mí?… Y hasta diez pesitos son buenos, pero de todos los que pasan se hace la pachocha… Comprenderán que sobraba tiempo para calentarnos las lenguas y… ¡qué no supe de boca de los ñeros bandoleros en reclusión!…

pp 001 (1)SOLAMENTE DOS VERSIONES FUERON LAS CREÍBLES…

Una de las versiones que llegaron, tenía hojas con el emblema de la Secretaría de la Defensa Nacional y era un envío del secretario de la institución que de esa manera agradecía un buen favor que (yo) había hecho, que nada hubiera ganado si lo publico o no….Empero, el otro que resultaba el más aceptable, fue la publicación de un cheque de 180 millones de dólares que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos envió y llegó a México, pero lo depositaron en una cuenta particular y con los días mandaron una copia a Red Privada y Manuel Buendía le hizo mutis, se le arrugaron las pantimedias…Sin embargo, otro día de tantos la información y la copia del cheque apareció en el Herald Tribune (no me acuerdo bien) pero en una columna que tecleaba o teclea Jack Anderson, lapidaria y en ese tiempo el Preciso andaba de gira y tuvo una entrevista con la dueña del periódico y llamaron a cuentas a Jack Anderson y leyeron la cartilla y lo hicieron soltar la sopa y… Por ahí andaba el motivo de la eliminación del profe Manuel Buendía Tellezgirón… Como tengo crédito de chismoso no hagan caso, pos ya no tiene remedio lo sucedido. (A mitrani tambor le dan ñáñaras) pero me expuse a infartos si no lo tecleo. Lo hubiera hecho hace años, pero se me calienta el huesito y ora que nos llega la buena noticia que van a dejar en libertad a los involucrados, pos me gustaría que los dolidos tomen las cosas como UNA BROMA ESTUDIANTIL. Además, son acontecimientos que nadie se atreve a confirmar… QUIEREN TERMINAR CON LA IMPUNIDAD Y SON ELLOS LOS QUE LA DISFRUTAN