MARIO MUNGUÍA “MATARILI”

dana123La problemática del transporte urbano reconocida oficialmente por la oficialidad oficial ha propiciado el abuso de chafiretes de carros de alquiler para servicio colectivo, que han aumentado la tarifa y meten usuarios a los coches empalmados, peor que si fueran en un proletario camión chatarra de décima clase…El mestizaje con problemas para transportarse utiliza ese servicio buscando algo de comodidad por la cual paga un precio anárquico, con la consabida complacencia de las autoridades que reciben la pachocha por junto para hacer la vista gorda, pos los líderes de taxistas que acaban de tomar posesión de la coalición entregaron una millonada a los jefes y coroneles de la DGPyT…Lo cual nos importa un bledo, pero los que pagan los platos rotos son los causantes que tienen la necesidad de utilizar los “veinte peseros” que van de Villa de Cortés-Bachilleres-Apatlaco…Los taxis colectivos tienen una capacidad para cinco pasajeros únicamente, según lo especifican las tarjetas de circulación, pero los chaufers suben ocho pasajeros, que de verdad la sufren sin tener al alcance los medios o las autoridades que frenen esos criminales abusos…

SON MÁS LOS DAÑOS QUE LOS BENEFICIOS…

¿Acaso no se darán cuenta de los daños que ocasionan con sus mamertas congregaciones masivas en el centro del Distrito Federal?…Esos embotellamientos son un ¡infierno!…Los daños materiales son incalculables…Muchos, cientos y miles de empleados y trabajadores no pueden llegar a sus labores ni compromisos a tiempo y de verdad que ¡son una calamidad las mamilas congregaciones y manifestaciones!….¿Acaso las horas de trabajo no cuentan, ahora que tanto necesita el país de actividad?….Dere que ya paren su tren…Tienen suficientes estadios, auditorios y solares en la periferia del DF para realizar esas ondas y no dañar casi un turno de labores generales…¿Se imaginan lo que gastaron en gasolina los coches embotellados?…Las descomposturas, el smog para la contaminación y muchos problemas más…No deben de hacer tales agresiones a la ciudadanía tan impunemente ni abusar del poder tan brutalmente…Nadie repara los daños a los miles de habitantes que no trabajan dentro de la burocracia…El clamor fue generalizado y en vez de ganar simpatías encuentran rechazos o si piensan que mentimos hagan una encuesta entre la población chambeadora…

ES UNA GUARIDA LA OFICINA DE INSPECCIÓN GENERAL…

Son muchas las quejas de elementos de la policía que han llegado hasta el inmaculado Lirilone, en contra de la oficina tronadora de Inspección General de la Dirección General de Policía y Tránsito a la cual acuden por la fuerza policías, agentes y personal administrativo que son citados por cualquier jalada…El personal de la susodicha oficina inquisitorial, gira citatorios a pasto y ponen a temblar a los elementos citados que ya saben lo que se les espera, pos les hacen cargos a lo bestia, con los que podían pasar el resto de sus días en prisión, pero eso es  solamente un sistema para “cobrar el arreglo” y luego solucionar el problema de los “presuntos” mediante una feria que no baja de tres mil pesos, que es el precio mínimo…El encargado de la oficina es un tal coronel Joel Marín Lara que no debe estar ajeno a la “pachocha” que allí se mueve…La onda es sencilla, diariamente citan entre 30 y 50 policías, motociclistas, que inocentes o no con el solo hecho de haber sido llamados tienen que azotar la lana…Y, de que la perra es brava hasta a los de casa trinca…TENGO CALAMBRES EN LAS UÑAS…