MARIO MUNGUÍA “MATARILI”

1 001 (10)SEPTIEMBRE DE 1975.-No es mentira, si no que es una realidad el problema que viven las señoras que pasaron la barrera de los treinta años, que es la misma situación por la que atraviesan los señores con más de cuarenta años en la espalda…¡no los quieren emplear!…En dependencias, empresas, industrias y hasta en las mismas bolsas de trabajo ponen obstáculos y manifiestan que tienen trabajo y empleo pero para personas entre los 18 y 25 años, ya que la edad importa más que la experiencia, lo cual no checa, pos ¿se imaginan que estuviéramos gobernados por chavos fresas y de la onda chida?…Con esas medidas nunca terminarán con el desempleo y lo que es peor, fomentarán delincuencia y como es natural aumentarán los delitos y serán material de las páginas policíacas, que llevarán el morbo al pueblo que se intoxicará de sangre y robos…La cosa es seria y difícil, ya que prácticamente las mujeres de 30 y los hombres de 40 van a la congeladora y a la inactividad que es la madre de todos los vicios…

YA DEBE DE ESTAR CHOCHEANDO EL GENERAL…

De puritito empalme y en la perilla nos cayeron las declaraciones del general José Hernández Toledo, quien dirigiera el ejército en la bronca del 68 en Tlatelolco, ahora jefe de la zona militar en Chiapas…Manifestó que no recordaba lo sucedido ni a los muertos ¡charchis!…¿con qué amnesia?…¿acaso no le dieron un plomazo?…Fue el general Hernández Toledo uno de los primeros en caer lesionado y tal vez por eso no vio los muertos…Total, ya pasó la bronca y se cumplieron diez años de aquellos tremendos disturbios que estuvieron a un paso de tronar al país…No es adornada ni emplumada, pero a su servilleta le tocó en suerte aventarse todas esas broncas gruesas y gachas, desde que comenzaron en el Monumento a la Revolución…Después la balacera del Poli o Casco de Santo Tomás, cuando le dieron un tiro rozón a mi hijin Piña…Luego, la sangrienta balacera de Tlatelolco, en la que participó activamente el Batallón Olímpia que se distinguía por el guante blanco y nosotros como reporteros deberíamos traer un pañuelo amarrado en la mano izquierda…Eso de que no hubo muertos, pos que me suena a choro y miedo, ya que su servilleta el gran Don Lirilone con sus chinguiñosos ojos y con los dedos de las manos contó 38 muertos que se encontraban en un cuarto de la 3a. delegación de las calles de Rayón…La mayoría eran hombres, mujeres y niños y ninguno de los cadáveres tenían tipo de estudiante…Las trayectorias de las balas en los muertos eran de arriba hacia abajo…Después nos aventamos la matazón del jueves 10 de julio en la Normal…Empero, la jalada del general de que no hubo muertos, pos como que le sacateó feo al parche, porque ¡si hubo muertos y un tambache!…Es más, hasta le apuesto…

YA LOS TRAEN DE ENCARGO LOS INSPECTORES…

Los monos inspectores o vigilantes de las estaciones del Metro, ya cogieron de puro vaivén a los voceadores que expenden periódicos y revistas en las cercanías de las estaciones, pos aquellos que no le entran con la cuota o de perdis con los diarios, son objeto de vejaciones y malos tratos, incluso quitarles los periódicos y amenazarlos con enviarlos en las camionetas oficiales a la cárcel…Ante eso, se nos antoja preguntar: ¿ qué hace la Unión de Voceadores de México para proteger a sus agremiados?…Desde luego que hay de vendedores a vendedores, pos está bien que retiren a los que ofrecen mercancías antihigiénicas, que causan mal aspecto, malos olores y dejan basura pero la venta de periódicos y revistas es limpia y además, el pueblo necesita estar al tanto de lo que acontece en el mundo entero por medio de las publicaciones que traen noticias fresquecitas…Ante esto nos rebelamos contra los perseguidores de voceadores que laboran en el Metro…COMO QUE TE VAS, COMO QUE TE VIENES, PERO VIDA MÍA COMO TE ENTRETIENES…