JOEL AGUIRRE

Usar nuestra lengua (entiéndase el español) de modo correcto no es necesariamente lo más difícil del mundo, además de que no nos hará quedar mal frente a quien menos queremos quedar mal, dígase la chava, la suegra, el jefe del nuevo trabajo, los cuates, etcétera. Por ello en este espacio pretendemos divulgar sencillos consejos para hablar mejor y conocer más nuestro idioma, pero sin que eso signifique un aburrido retroceso a nuestras clases de educación primaria.

¿CIMA O SIMA?

El término cima significa: “Parte más alta de algo, especialmente de una montaña”. Veamos un ejemplo: “En la cima del volcán se halla la cueva que cumple los deseos”. En zonas de seseo, esta voz no debe confundirse consima: “Cavidad grande y profunda en la tierra”, cuyo ejemplo sería: “El caballo cayó en una sima y nadie lo notó. Ahí murió el pobre animal”. Rebeca Ortiz, de Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México, gracias por sugerir este tema.

Hablemos español…

Disyóquey es la adaptación gráfica de la expresión inglesa disc jockey,“persona que selecciona y pone discos en una fiesta, discoteca o programa de radio”. Es común en cuanto al género: el/la disyóquey. Su plural es disyoqueis.Existe también la forma española pinchadiscos, aunque no es frecuente su empleo.

Palabra del más allá…

Vesania. Significa: “Demencia, locura, furia”. Por ejemplo: “Tus labios, tus manos, descubren mi vesania por tu piel. Comprendo entonces los súbitos delirios de los suicidas”.

 
 Se dice leona, no liona.