ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

La inseguridad que vivimos está estrechamente ligada con la pérdida de valores y de respeto por la vida,  no me queda la menor duda al respecto…Hace unos días me enteré de que una mujer de 72 años fue secuestrada mientras barría su calle y hasta el día de hoy su familia no tiene la menor idea si está viva o muerta…Esa gente olvida que también tiene madre que, seguramente se da de topes contra la pared por haber parido semejantes engendros; apelar ya a su sentido humanitario es inútil…Mientras tanto, el llamado zar antisecuestros, Renato Sales Heredia señaló que el incremento en la tasa de secuestros se debe a la falta de coordinación de las autoridades, y pues sí que estamos lúcidos si cree que solamente se debe a eso…¿En dónde quedan las razones, los motivos que llevan a la población a delinquir?…Me queda claro que deben existir muchas otras aparte de la falta de coordinación; pero en definitiva la única verdad es que sí es el secuestro existe es por las cuantiosas ganancias que obtienen los delincuentes, que han hecho de este delito junto con el narcotráfico, el negocio redondo… El Coordinador Nacional Antisecuestro, informó que entre 2012 y 2013 se registró un incremento en el delito del secuestro de un 20 por ciento ¡nombre!… ¡Gracias por la información!…En ese lapso el delito pasó de mil 407 casos a mil 702;  claro, no podemos dejar pasar la cifra negra…Neta, no estamos en tiempo de impulsar nada, llámense, jueces especializados en la materia, la intervención de los congresos estatales y los tribunales superiores de justicia o en la articulación de una alerta temprana similar a la alerta AMBER…Lo anterior, podría coadyuvar pero no es la solución…

SEGURO DESPOTRICO HASTA EL CANSANCIO…

Si el simple hecho de no haber recibido su pase de abordar fue razón suficiente para que la senadora perredista María de la Luz Beristáin Navarrete hiciera gala de su folclórico léxico de jerga hacia una empleada de la aerolínea Viva Aerobús en mayo de 2013, no quiero ni imaginarme todo lo que despotricó cuando llegó a su departamento en la colonia San Rafael y se dio cuenta de que había sido víctima de la delincuencia…No es de una gente bien nacida alegrarse por la desgracia del prójimo, pero ¡qué gusto me da! saber que el que a hierro mata, a hierro muere…Seguramente, ahora sí sabrá que su mentado fuero y las canonjías que tiene de nada le sirven ante el hampa de este país…La lady senadora fue tratada como cualquier otro mexicano que a diario tiene que rifársela en las calles; y lo que es aún mejor, se dará cuenta de que el robo del que fue objeto no tendrá solución, porque sí espera que por tratarse de ella van a recuperar sus alhajitas, me queda claro que no será así…De hecho, gente mucho más importante, ha tenido que tragarse su orgullo y ser víctima de la impotencia ante los rateros…Recuerden lo sucedido a Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social, a las tres de la tarde, en un centro comercial de Antara, en donde un cuate con pistola en mano lo despojó de su reloj…Si eso le hacen a un ex procurador ¿qué podemos esperar los demás?…