EL ESPECTADOR

JORGE GUILLERMO OJEDA PRECIADO

¡Pues sí! mis dos estimados ínclitos y solitarios lectores: sigue la mata dando con el dicharachero, ocurrente, desparpajado, chaquetero y botudo ex presidente Vicente Fox. Y la verdad que cada que este buen hombre (que no me cabe la menor duda que es un buen hombre) abre la boca es noticia,  ya que de lo que le pregunten enseguida sufre de diarrea verbal crónica, pero no tiene remedio que nuestro personaje de hoy, contribuye con sus fugaces e intrépidas declaraciones, a hacer mas llevadera la carga cotidiana de los quehaceres rudos y obligados en nuestro peregrinar por este canino mundo.

Vicente Fox Quezada, ex presidente para Latinoamérica de Coca Cola, después gobernador de Guanajuato, y finalmente primer magistrado de la nación, ha declarado a su muy rupestre y campirano estilo, que en cuanto el gobierno mexicano legalice la marihuana el la sembrará en su rancho de San Cristóbal, sede por cierto del Centro Fox en el vecino Estado de Guanajuato,  cuna de el movimiento insurgente en 1810 que finalmente desembocaría en la independencia de México. Difícilmente se pueden dejar pasar de largo estas ocurrentes declaraciones del ex presidente mexicano quien al tener micrófono en boca, como a la Cojita Embarazada del poeta chiapaneco Jaime Sabines, “SE LE AGRANDARON LOS OJOS COMO SI SU NIÑO TAMBIEN CRECIERA EN ELLOS”

Abundando en el tema y ya entrado en gastos el “todavía panista” declaró que como agricultor le “entraría” a la producción de marihuana y no dejó nada a la imaginación, ya que dijo no sólo   en la producción, sino también en la distribución, comercio nacional y por supuesto en la exportación con producto de alta calidad a países donde la cannabis índica sea legal, ya nada más le faltó lanzar un cordial y público llamado  al Chapo Guzmán para invitarlo de socio e iniciar una nueva era mediante un alianza estratégica con el buscado zar de las drogas mundial, declarado como el enemigo público número uno en el vecino país del norte. Cosas veredes mio Cid.

Este hombre que convirtió su gobierno en una administración de cachondeo, que corrió al PRI de los pinos, aunque nunca invito al PAN a habitarlo, que se convirtió en una piedra en el zapato de Felipe Calderón, y que le puso la cama a la entonces candidata a la presidencia del blanquiazul Josefina Vázquez Mota y no precisamente para deliquios carnales, cuando la apapachó en Monterrey N.L. gritándole en el lobby del hotel Ancira en la mismísima sultana del norte y a los cuatro vientos “¿COMO ESTÁ MI PRESIDENTA? Y a las tres semanas… apoyando públicamente a Enrique Peña Nieto, desafiando con ello a su acérrimo enemigo Felipe Calderón poniendo así el último clavo que le hacia falta al cajón de  Vázquez Mota.

Así mientras el buen Fox se regodea en sus declaraciones frívolas, superficiales y estridentes, lo que algún día fue su partido o mas bien lo que queda de él, anda dando tumbos y lástimas que lastiman, donde emergente grupo formado por el hoy regidor de Guadalajara Alberto Cárdenas Jiménez ex gobernador de Jalisco y posible agente de tránsito en su natal Ciudad Guzmán, siempre y cuando no agarre otra chambita mejor en las próximas elecciones, denominado pomposamente  “panistas por México”  y compuestos por los emisarios del pasado dijera otro célebre y sempiterno líder sindical  Fidel Velázquez, los ex gobernadores Ernesto Ruffo Appel de Baja California, Carlos Medina Plascencia de Guanajuato, Fernando Elizondo Y Fernando Canales Clarión ambos de Nuevo León, tuvieron la osadía de afirmar que su interés es la unidad del blanquiazul, no los cargos públicos. ¿USTED CREE?

PARA CUALQUIER ACLARACIÓN O MENTADA A ESTA FOXIANA COLUMNA DIRIGIRSE A:

elespectador_guillermo@hotmail.com