ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

Hace casi cinco meses, en Oaxaca, murió un niño de tres años, supuestamente, por negligencia médica, lo cual por sí solo es terrible…Mientras tanto, al ortopedista pediátrico, Luis Alberto Pérez Méndez (en prisión preventiva en la Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel,) y a la antesióloga, Gabriela Cruz López (amparada para enfrentar el proceso en libertad y prófuga) les esperan entre 8 y 20 años de prisión por el presunto delito de homicidio con dolo eventual y con agravante de responsabilidad médica…Aquí me surge una duda, ¿un doctor puede actuar con dolo?; creo que depende, en primer lugar, de lo que se entienda por dolo, sobre todo eventual…En el Código Penal del Estado de Oaxaca, se define: “actúa con dolo la persona que al momento de la realización del hecho se representa el resultado típico y quiere o acepta su realización”…No pues sí, me quedó mega claro como a ustedes también seguramente…¡No mastiquen con la boca abierta!.. Así con mucha imaginación y en un ejercicio de análisis e interpretación, entiendo que una persona comete dolo eventual cuando sabe del riesgo que corre la otra parte ante ciertas circunstancias y no toma las medidas necesarias para evitar un mal o un daño en contra de ésta…Si a esas vamos los padres, también actuaron con dolo al no cuidar y vigilar a su hijo para que no se lastimara…Al parecer la muerte del menor Edward Luna Trujillo fue consecuencia de la aplicación de anestesia en exceso, según reveló la autopsia…Sin embargo, hace apenas unos días, la madre del mismo, desmintió lo anterior y expresó que lo sucedido fue debido a que el niño no estaba en ayunas al momento de la intervención y bronco aspiro…Ella dice que el médico tenía conocimiento, aunque no me cuadra eso, porque transcurrieron varias horas antes de que el niño fuera operado…Fue un largo peregrinar, primero  al centro de salud de Telixtlahuaca; luego al hospital civil “Doctor Aurelio Valdivieso”, donde le dijeron que no podían atenderlo por falta de personal y terminaron en una clínica privada Del Valle…Ahí el traumatólogo pediatra Luis Alberto, les dijo que era una operación sencilla y sin riesgo; que no duraría más de dos horas…El niño ingresó al quirófano a las 22:30 horas…¿Qué les gusta que hubiera comido a las dos o tres de la tarde?…¿No es tiempo suficiente para la digestión?… El médico no salía de la sala de operaciones, hasta que ante la presión de los padres del menor, fueron informados que Edward había sufrido un paro cardíaco por lo que lo trasladaría a otro hospital con unidad de terapia intensiva…¿Cómo es posible que haya clínicas, hospitales, centros médicos o como quieran llamarles sin unidad de terapia intensiva?…Al llegar al otro nosocomio no les dieron esperanza de vida…A la mañana siguiente,  les informaron de la muerte del menor…Casi cinco meses después de lo acontecido, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, detuvieron al  médico…De verdad, es un caso muy complejo y doloroso, porque nadie quisiera estar en los zapatos de los padres y tampoco en los del médico…Lo que sí es un hecho es que el caso de Luis Edward sentará un precedente…