Ricardo Alvarez Cortes (Oggunda Kete)

(I/IV)

Mucho se ha hablado sobre las profecías mayas, sobre el fin del mundo y,  lamentablemente todo con  tintes apocalípticos al estilo de la mejor película de Hollywood. Como siempre hay muchos mitos y realidades.

Los temas y los enfoques son variados, así que aunque intentemos hacer breve este escrito, me parece que merece mucho la pena hacer un ejercicio puntual de los datos con los que disponemos para tener una imagen mas clara sobre los meses por venir. En resumen abarcaré las predicciones:

a) MAYAS: el fin del mundo no fue tal ni un apocalipsis, hubo un cambio de ciclo, civilización, de conciencia y de valores sociales. Si habrá cambios naturales, MUCHA ATENCION EN ASIA Y AMERICA.

b) ASTROLOGIA: Se presenta la manifestación mas cruda de las crisis económicas y sociales, se repite la historia de hace un siglo atrás, MUCHA ATENCIÓN EN MEXICO Y EL MUNDO FINANCIERO.

c) SANTERIA: Quien no se preparó a tiempo y no sacrifique lo necesario o quienes se embarquen en la prosperidad económica pueden perder hasta la vida. MUCHA ATENCION CON EL MUNDO ESPIRITUAL Y CON LOS SACRIFICIOS DEL MUNDO RELIGIOSO

d) ASTROLOGIA CHINA: Cambios y grandes transformaciones. Se ha acumulado algo de mucha tensión por largo rato y llegó el momento de su resolución, estalla la tormenta, se desborda el río. MUCHA ATENCION CON LO INEVITABLE EN LAS FINAZAS.

MAYAS:

Gran cantidad de libros se han escrito sobre las profecías Mayas, para tranquilidad de todos, dichas profecías nunca hablaron del “fin del mundo”, a lo que se refieren  es de un FIN DE CICLO, del cambio o transición de la humanidad de una realidad y de un conjunto de referencias de valores a otro.

El sistema solar, gira alrededor del centro de nuestra galaxia en un período de mas de 25,000 años terrestres, datos que los mayas tenían no solo claros, sino precisos, en lo que se conoce la CUENTA LARGA.

Este movimiento que no es circular, sino elíptico hace que se pueda dividir en 5 ciclos o períodos de 5126 años cada uno y que además enmarcan cambios de diferentes civilizaciones sobre la tierra. Así hace años se logro determinar que el inicio del 5o sol, en el cuál estuvimos viviendo inició el 14 de Agosto del 3114 AC, esto gracias a la interpretación de algunos de los pocos glifos mayas que se han podido recuperar e interpretar.

De ahí gran cantidad de personas dedujeron que los 5126 años que enmarca nuestra civilización terminarían el 21 de Diciembre del 2012. A partir del término del ciclo del 5º sol, entramos al inicio de un nuevo GRAN ciclo o cuenta larga y le llamaron el 6º sol. No fue ni será el fin del mundo, llegó el CAMBIO DE CIVILIZACION.

¿Qué si va a suceder? Muchas cosas ya están pasando. Esperar que una fecha se cumpla (a fin de año) para justificar los cambios previos a la misma, es como pretender ver una película sin haber comprado el boleto de entrada a la sala de cine.

Lo lógico, y en lo que muchos se han confundido, es que habría que esperar a que se cumpliera el 21 de Diciembre del 2012 para presenciar los cambios (ver la película), pero muchos vaticinan ya muchos cambios y sucesos durante el 2012 no después de la fecha calculada.

La realidad es que como la naturaleza no se comporta de acuerdo a fechas exactas, sino que se comporta como una entidad viva y cambiante, pasemos o no por dicha fecha, entonces ya empezamos a vivir y ver la película, para algunos muy esperada y preparados para ella, para muchos muy traumática.

Los mayas refieren de UN CAMBIO DE CIVILIZACION, donde cambian los patrones de referencia y de valores dentro de cada uno de nosotros y dentro de la sociedad. Esto hará que muh@s se cuestionen profundamente las doctrinas y paradigmas religiosos y morales.

Las iglesias ( no las religiones) verán su caída y su finalización como medios de manipulación y control de las grandes masas.

Desaparece la idea errónea de la división entre religiones politeístas y monoteístas para reconocer en todas las expresiones religiosas el concepto del monoteísmo desde tiempos ancestrales.

Se cuestionan las interpretaciones a escrituras sagradas y se reconoce la omisión o lagunas en gran cantidad de libros que han ayudado a los dirigentes religiosos a sostener sus principios. Cada día más personas darán la vista hacia atrás a buscar otras partes de la verdad en las tradiciones y culturas antiguas.

Este cambio de civilización también propiciará de manera inmediata y sobre todo como una alternativa necesaria, el intercambio de bienes y servicios en base al TRUEQUE, el sistema monetario y financiero mundial cae y sucumbe por no ser sostenible durante más tiempo; pero además, el valor y enfoque para obtener bienes cambiará abruptamente.

Durante años much@s se han dejado llevar por la idea de acaparar y acumular más riquezas a fin de tener seguridad y poder. ¿Cómo estar seguros, cuando alrededor de dichas acumulaciones de dinero las grandes masas viven miserias? Es imposible. Por tanto much@s cambiarán el enfoque, donde ya no se necesitan grandes cantidades, sino solo lo suficiente y correcto, por tanto caerá el SUEÑO AMERICANO.

Las grandes crisis económicas (y estamos viviendo la peor de todos los tiempos) siempre han traído consecuentemente grandes luchas y guerras, ahora gran cantidad de seres humanos se manifestarán en contra de dicha salida o “remedio” de manera generalizada, con el entendimiento de que lo que sucede de un lado del orbe, afecta a todos por muy alejados que se encuentren. Pero como hay gran cantidad de intereses anquilosados de la civilización monetaria anterior, seguro viviremos guerras modernas en el ciber universo y no faltarán los conflictos bélicos tradicionales ya que much@s se resistirán a los cambios.

Quienes esperan fenómenos físicos o naturales los verán, se avecinan cambios de la geología de las costas y cambiarán las imágenes de algunas partes, estas son transformaciones relacionadas con los movimientos propios de la tierra en su conjunto que de manera natural se manifiestan en movimientos de tierra y de costas. Sin embargo, creo que la mayor transformación se presentará a nivel personal y de sociedad.