¿Es cierto que la historia juzga?…Ello, debe resultar insuficiente para aquellos que han sido víctimas de la represión y la tortura; sin embargo, lo que sí debe ser muy gacho es ser recordado como un opresor, secuestrador y verdugo… ¿Se podrá dormir tranquilo?… ¿En algún momento, de la vida dejarán de fastidiar los fantasmas del pasado?… A Miguel Nazar Haro, ex director de la Federal de Seguridad, lo perseguía la historia, al igual que al ex presidente Luis Echeverría; o a Gustavo Díaz Ordaz, entre otros…Regularmente cuando alguien muere, siempre se habla del maravilloso ser que era en vida (aún cuando haya sido un jijo de su jijurría); quedando en el olvido todos los errores cometidos…Hay gente que su paso por la vida no fue inútil  y, aquí nos permitirán hacer un paréntesis, es el caso de la columnista política y amiga reciente AURORA BERDEJO,  quien falleció la noche del viernes, a consecuencia del virus de la INFLUENZA (¿aún seguimos diciendo que el brote de esta enfermedad está controlado?); en el Centro Médico Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social …Después del dolor que siempre ocasiona una perdida, lo único que me queda por decir es: ABBA, extrañaré nuestras charlas por facebook…

SOLAMENTE LOS DE CASA…

Hay dos clases de recuerdos: los buenos y los malos…Regularmente, cuando alguien muere, el consuelo que deja a los familiares es que podrán honrar su paso por la vida, pero ¿qué sucede cuando existe un titipuchal de gente echando mala vibra?…En el México de nuestros días las invitaciones a la amnesia son cotidianas; y en muchas ocasiones olvidar el pasado permite construir el futuro…Pero por muy amnésicos que seamos hay cosas que no se pueden olvidar; deben permanecer para recordarnos lo que jamás debió haber sucedido…En definitiva, este  será el caso de Miguel Nazar Haro, quien falleció a la edad de 87 años; dicen que consecuencia de una depresión y obvio de vejez…Burló la acción de la justicia en dos ocasiones y aunque aseguran que siempre justificó lo que hizo  durante la guerra sucia en México; haberse llevado a la tumba el calificativo del más temido de los represores no es como para presumir… Jamás podremos borrar de nuestra mente aquella escena cuando fue detenido en la ciudad de México, después de estar prófugo dos meses, era un viejo decrépito, vacío, que sabía que durante años burló de la justicia en México; sin embargo, el momento de rendir cuentas llega y hay facturas que siempre habrá que pagar…Fue detenido en febrero de 2004 y nueve meses después liberado bajo el beneficio de prisión domiciliaria y hasta escoltado a la ciudad de México por agentes de la aún AFI…Eso es lo que no podemos olvidar la protección incondicional del Estado y de su sistema de impartición de justicia…

NO HAY PASO SIN HUARACHE…

Nos queda más que claro que la demanda civil en una corte norteamericana en contra del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León por su presunta responsabilidad en la matanza de Acteal no solamente le quita el sueño al él, sino también al presidente Felipe Calderón que se encuentra en el mismo barco, nada más que el primero acusado de la muerte de 45 indígenas y el segundo de 50 mil mexicanos…Así que sus constantes esfuerzos por hacer valer la inmunidad de su “paisano” no son más que su lucha inicial por sentar un PRECEDENTE que le ayude a él en el momento de poner a remojar sus barbas…Lo que sucedió en Acteal es un hecho que amerita ser llevado hasta sus últimas consecuencias…Si el ex presidente Zedillo Ponce tiene responsabilidad pues ni hablar, es muy probable que quede demostrada  su culpabilidad en la comisión de un crimen de lesa humanidad…Lo que no nos late en esta demanda civil es que es de manera anónima ¿pooor?…La petición de la Secretaría de Relaciones Exteriores de brindarle inmunidad en su carácter de ex presidente de México, desde nuestro personal punto de vista, no es más que un grito de auxilio de la administración calderonista para sentar el precedente de inmunidad a un ex mandatario…amunguia_65@hotmail.com

Síguenos por twitter: @matariliblog y en facebook agréganos: matariliporlirilon