ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

Son muchos los sectores de este país que manifiestan su preocupación ante los próximos comicios del primero de julio y no es para menos; el ambiente está enardecido, al límite de un estallido porque día con día se avienta más leña al fogón y no será necesario esperar los resultados para soltar al tigre, éste está libre desde hace 12 años, acechando y lo peor, solapado por el mismo gobierno que se niega a  pagar el costo político de convertirlo en mártir…Los obispos de Chiapas, encabezados por monseñor Rodrigo Aguilar Martínez,  lo saben, huelen el miedo, la desesperanza y el enojo de la gente y saben que eso los convierte en frágiles víctimas del populismo…Para México el camino a la democracia no ha sido fácil y de ahí la importancia de construir una participación consciente hacia la consolidación del respeto, tolerancia y el desarrollo no sólo de Chiapas sino de todo el país…Nada sería más lindo que el próximo proceso electorales se caracterizara por el diálogo, el respeto, la legalidad, el voto responsable, la transparencia y del amor a nuestra tierra, para construir la sociedad digna que queremos para nuestras familias y orgullo de todos nosotros…Emitir un sufragio no solamente es acudir a la casilla a cumplir con un compromiso cívico y a presumir la tinta indeleble en el pulgar, es reflexionar sobre lo que le conviene al país que por ende repercutirá  en una bien para nuestro país…He insistido y seguiré insistiendo en que elegir a una candidato no nada más es guiarse por simpatías, sino conocer a la persona, su ideología, sus principios éticos, su capacidad, su trayectoria, su coherencia con la vida…No es una tarea nada sencilla, pero para ello hay que informarse, abrirse a todas las posibilidades y no conservar la cerrazón que a nada llevará…Tendremos tres largos meses para ver de que están hechos los candidatos de las diferentes corrientes, por lo que el voto deberá estar bien meditado, ya no se vale hacerlo con el hígado…Dicho todo lo anterior, les aviso que me tomaré unas necesarias vacaciones…Nos leemos a mi regreso…