ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

Claro que a la sociedad en general indigna, mueve y conmueve el asesinato de chavos, como puede y debería afectar la de menores de edad, mujeres o adultos mayores, entonces, decir que en este país ser joven es estar en peligro de muerte, no es del todo apegado a la realidad…A estas alturas del partido, tener cualquier edad representa arriesgar el pellejo y ni siquiera es necesario salir de casa, todos y cada uno de nosotros estamos a merced de los criminales, ahí nos han puesto las “estrategias” fallidas de éste y los pasados gobiernos…Nadie, absolutamente nadie, puede sentirse seguro, la situación que estamos viviendo ha sobrepasado cualquier realidad, México no sólo vive una tragedia; el país es una tragedia…Y ante esta situación, ¿qué hacen los encargados de brindar seguridad? ¿los actuales candidatos a los distintos puestos de elección popular de los diferentes partidos políticos?;  politizar el tema según sus cálculos electorales, olvidando la justicia y la reparación del daño…Lo peor de todo, es que, los afectados tienen que hacer ruido para demostrar su indignación, cuando no debiera ser necesario y después de una o varias marchas ¿qué más se puede hacer?…Es cierto, los voltean a ver pero ¿dónde están las soluciones y/o las respuestas?…De acuerdo, manifestarse es decir, estamos en total desacuerdo pero también reconocer que hemos llegado a los niveles de que ninguna vacuna tiene efecto, qué es lo más terrible…En fechas recientes se han suscitado secuestros de jóvenes tan sonados como el de los 43 normalistas de Ayotzinapa; los chavos de Tonalá, Jalisco; otros seis jóvenes en Oaxaca, pero no son los únicos, todos estamos en el mismo camino …La realidad es que hoy por hoy, en mayor o menor medida, todos y cada uno de nosotros estamos expuestos a sufrir un delito que destruye la vida de toda una familia… De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de enero del 2007 al mismo mes del 2018, se reportó la desaparición en el país de 34 mil 268 personas; de las cuales 9 mil 404 son jóvenes, el resto ¿son?; adultos, mujeres y niños…