ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

Mientras los principales actores políticos de este país están inmersos en sus frivolidades electorales y los simpatizantes de cada uno de ellos comenzaron con sus comentarios viscerales carentes de objetividad y verdad,  sobre todo porque ninguno de los múltiples suspirantes a Los Pinos tiene soluciones para  brindar seguridad,  octubre resultó ser el mes más violento de los últimos 20 años y nada parece ser suficiente y mucho menos efectivo para abatir los índices de inseguridad que tienen, no a los citadinos ni a los mexiquenses, sino a todos los habitantes del territorio nacional aterrados y a los tres órdenes de gobierno ante las cuerdas porque ninguno da resultados aun cuando es su obligación garantizar el bienestar de la población…Tan sólo en el mes pasado se registraron dos mil 300 casos de homicidio doloso que dejaron un saldo de dos mil 764 víctimas…En lo que va del 2017 e incluyendo lo acumulado en octubre, se abrieron un total de 20 mil 878 carpetas de investigación, por lo que puedo decir que el país rompe su propio récord nacional…Para a la clase política, estas cifras aunadas al descontento y preocupación de la gente, no les quita el sueño, por el contrario, les da argumentos para descalificar al adversario y abanderar su campaña política aun cuando no tienen ni la más remota idea de que es lo que pueden hacer para cortar de tajo con esta lacerante realidad…Ahora no podemos culpar al narcotráfico de las miles de muertes tal y como sucedió en la guerra del sexenio de Felipe Calderón, por el contrario, hoy como nunca tanto el Ejército como la Marina han redoblado sus esfuerzos y presencia;  la policía Federal, ya con la división de Gendarmería incluida, opera con amplitud;  la inteligencia parece volver a estar coordinada y, para no tener más chivos expiatorios, muchos personajes del crimen organizado han sido detenidos o abatidos, entonces ¿qué es lo que pasa?…La realidad es que el crimen organizado ha sido sustituido por delincuentes comunes, lo que resulta aún peor, porque por lo menos antes tenían la excusa del “profesionalismo” y el armamento sofisticado…Para que pueda existir una estrategia a largo plazo, en este renglón, hay dos leyes indispensables y que, malhaya, los legisladores están muy ocupados en sus frivolidades o gritándose ¡”eeeeeeehhh culero!”: la de seguridad interior para que se norme la participación de las Fuerzas Armadas que les otorgue seguridad jurídica  y establezca obligaciones y espacios que deben cubrir en los estados y municipios…La segunda, la reforma al modelo policial incluyendo el Mando Único estatal…Han pasado los años y no se ha avanzado nada y eso no es responsabilidad del jefe del ejecutivo sino de los partidos que tienen representatividad en el Congreso de la Unión y que no han sacado adelante ninguna de estas dos leyes… Es más  fácil señalar culpables que asumir corresponsabilidades…Tampoco podemos dejar de reconocer que el gobierno federal responsabiliza a las autoridades estatales y municipales de no hacer su chamba…Tienen muchas justificaciones pero no soluciones y después de conocer los planes de gobierno que han presentado hasta el momento, el Frente Ciudadano por México y Morena, el próximo sexenio estaremos exactamente igual…Hablan de impunidad, de corrupción y desigualdad y sí, no puedo decir que sean causas, pero tampoco hay propuestas reales para resolver la lacerante inseguridad que golpea todos los días a millones de ciudadanos en la calle…A estas alturas, ¿pueden existir propuestas realistas para poder vivir con seguridad?…Eso es lo que le dará el triunfo a uno de   los múltiples aspirantes a la presidencia de la República, pero hasta hoy, ninguno de ellos…