ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN…

Están muy pero muy equivocados si piensan que los maestros inconformes con la evaluación universal que propone la Secretaría de Educación Pública, prefieren  plantarse en la Plaza de Santo Domingo porque está enfrente de la SEP; la realidad es que es medio de presión para que los locales que ahí se encuentran,  terminen de imprimir fast-track sus anhelados títulos y para otros, ni siquiera lo ponemos en tela de juicio, sus certificados de primaria …¡Ah no!; ¿están seguros? porque la Plaza de Santo Domingo en el Centro Histórico es célebre por sus imprentas dedicadas a publicar documentos apócrifos como tesis y títulos académicos para aquellos que se niegan a hacerlo por la derecha…Obviamente los estamos choreando, porque  los maestros no se plantan en la Plaza de Santo Domingo, para gestionar papeles apócrifos (o por lo menos eso esperamos), sino para seguir montados en su macho y hacerle saber a las autoridades educativas que no están de acuerdo y tanto es así que  en días anteriores, el 24 de junio y 6 de julio para ser exactos, fechas en las que se realizó la Evaluación Universal para maestros de nivel primaria y se calcula sólo acudieron un 30 por ciento de los profesores…Y ¿qué pasó?; nada absolutamente nada, de hecho quienes lo reprobaron podrán tener su segunda, tercera, quinta y las vueltas que quieran porque recibirán capacitación hasta que logren conectar las neuronas…Lo más triste, es que de seguir así, con maestros que se niegan a superarse, sindicatos dueños de la educación y “autoridades” educativas sin pantalones, este país jamás podrá ser lo que se requiere…

EN LA CIUDAD MÁS SEGURA DE MÉXICO…

Me cae que no se necesita más que sentarse a esperar para poder echar por tierra sus habladurías…El gobierno capitalino, se pavonea al señalar que a pesar de sus dimensiones, la ciudad de México, es la entidad más segura del país, entonces, y basándonos en lo que dicen: los cuatro baleados en Iztapalapa, al parecer un ajuste de cuentas; los cinco muertos en Tepito; y el hombre asesinado en la delegación Venustiano Carranza en las últimas horas, son ¿ACONTECMIENTOS VIRTUALES?…Y neta que las autoridades capitalinas están convencidas de lo dicho (eso se llama distorsión de la realidad), basta recordar que cuando Miguel Ángel Mancera Espinosa, ex procurador capitalino arrancó su campaña a la gubernatura de la ciudad, lo hizo con una promesa: mantener a la capital mexicana como una ciudad segura…La realidad es que debió prometer hacer de la capital una entidad segura…Las causas de todas estas agresiones y el número de atacantes se desconocen hasta el momento, aunque las autoridades ministeriales no descartan ajustes de cuentas…

AUTOS DE FORMAL PRISIÓN A GENERALES…

Un juez federal dictó auto de formal prisión contra el general Tomás Ángeles Dauahare, por su presunta responsabilidad en el delito de delincuencia organizada, ya que hay pruebas que demuestran que colaboraba para el cártel de los hermanos Beltrán Leyva…Al respecto, la procuradora general de la República, Marisela Morales Ibáñez, rechazó que la consignación del ex subsecretario de la Defensa Nacional, Tomás Ángeles Dauahare, y de cinco militares más, responda a intereses políticos o a venganzas de carácter personal…”La PGR actúa con respeto, apegada al derecho, con seriedad y responsabilidad y en ese sentido hemos realizado cada una de las diligencias; no existe ningún tipo de interés que no sea aplicar la ley como está en la propia Constitución mandatado. Para la procuraduría esa es la función constitucional y en ese sentido hemos trabajado para darle transparencia, lo más que se ha podido, porque evidentemente las investigaciones tienen sigilo…”, expresó…En este asunto, que implica también a los generales Roberto Dawe González, Ricardo Escorcia Vargas y Rubén Pérez Ramírez; al igual que al teniente coronel Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto y al mayor Iván Reyna Muñoz, veremos de qué lado masca la iguana…amunguia@hotmail.com

Síguenos por twitter: @matariliblog y en facebook agréganos: matariliporlirilon

 Foto: La Jornada

Cartones de Ramón Garduño Hernández