ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

No creo que pueda existir peor insulto en el mundo que ser comparado con Andrés Manuel López Obrador, preferiría ser animal rastrero, víbora ponzoñosa, rata de alcantarilla, pero que piensen que se puede llegar a ser como él, es como para ponerse a meditar sobre el daño que se ha ocasionado a la humanidad y a quiénes nos rodean; es un  urgente llamado a la reflexión e introspección; momento de reinventarse…Después de la comparación, neta que ahora sí sentí ternurita por el otrora chico maravilla Ricardo Anaya, al que no bajaron de un vulgar político egoísta que sólo piensa en él y…de que ha regado el tepache ni como decir que no es cierto…Sin embargo, esa comparación sí es una mentada de madre muy dolorosa, insisto…Ni las acusaciones de enriquecimiento inexplicable (que obvio si tienen explicación); ni haberse hecho wuey con la aportación de las prerrogativas a los damnificados o los despidos masivos de sus militantes bajo el pretexto de que les iba a hacer falta ese dinero, mermarán tanto a Acción Nacional como la perdida de una de sus militantes más representativas, me refiero a Margarita Zavala Gómez del Campo…Desde mi punto de vista podría haber sido alguien que daría una digna batalla en la próxima contienda electoral, aunque  hasta el día de hoy no sé porque diablos se empeñan tanto llegar a ser huéspedes de Los Pinos por seis años, me imagino que hay dos poderosas razones: el dinero (no precisamente el sueldo mensual) y la más fuerte, es esa droga llamada PODER, porque si lidiar con una familia puede resultar una pesadilla,  hacer frente a los miles de  problemas de millones de personas a las que ningún chile les embona y a otro tanto a la que el trabajo na más no se les da o los que  pretenden pasarse de listos cuando se les confío una responsabilidad, es para acabar con la salud y el sano juicio de cualquiera…Tampoco me convence su choro de que es por amor a México o porque nacieron para servir, eso es cuento trillado y patético…Para Margarita Zavala las cosas tampoco serán hojuelas sobre miel porque adherir a su proyecto a más de 866 mil 500 simpatizantes no será nada fácil, mucho menos en un país donde los políticos están apestados…Esas firmas las necesita por si quiere conseguir su registro como candidata independiente a la Presidencia en las próximas semanas y aunque así lo haga, se dará cuenta de que  la infraestructura de un partido es indispensable y aunque suene cínico, las campañas se ganan a base de billetazos…Pero el pleito no termina en videos y twitts, ahora los que se quedaron tendrán que elegir se se van como marin o con pingue y por supuesto, quien más pierde en ello es el PAN…La negativa de Anaya a abrir el proceso de selección del candidato dejó a Zavala con sólo dos opciones: renunciar o someterse a un proceso que, de antemano, sabría que perdería, pero más vale sola que ser víctima de una canallada o de tener que enfrentarse a enemigos despiadados como le sucedió a Josefina Vázquez Mota y conste que ésta última no tiene la fuerza de Margarita Zavala, quien después demostró valentía y dignidad…