Que fácil le resulta a la procuradora general de la República, Marisela Morales Ibáñez  promover  la cultura de la denuncia cuando no existen las más mínimas garantías de seguridad…Es muy cierto, para que se pueda actuar hay que denunciar, pero ¿a cambio de qué?;  ¿de perder la vida en el intento?…Hoy en día esta práctica es como jugar a la ruleta rusa…Hay varios ejemplos de gente que se ha atrevido a denunciar y ha sido asesinada sin que se esclarezcan jamás los hechos…Nada más para que no vayan a tacharnos de cuenteros ahí les van unos cuantos nombres: Marisela Escobedo Ortiz fue asesinada, hace ya casi un año (16 de diciembre) frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua… Su muerte tendió  un largo puente al Poder Ejecutivo para dar una sacudida al Poder Judicial y pone en duda  el sistema de justicia penal, en donde queda de manifiesto que la justicia se vende al mejor postor… En 2010 y lo que va de este año han sido asesinadas cuatro mujeres activistas en Ciudad Juárez: Josefina Reyes asesinada afuera de un restaurante…Desde su lugar de residencia, en el Valle de Juárez, se dedicó a denunciar las violaciones a derechos humanos del Ejército y la Policía Federal… Otro caso es el de Cipriana Jurado, quien trabajaba con Josefina Reyes y tuvo que abandonar el país por amenazas en su contra…Recientemente, está el crimen de Nepomuceno MorenoNorma Andrade, fundadora de la organización “Nuestras Hijas de Regreso a Casa” ha vivido entre amenazas para obligarle a abandonar su lucha; y el pasado 2 de diciembre fue atacada a balazos cuando salía de su domicilio…Norma se encuentra estable pero delicada…

NO HAY DENUNCIA PORQUE NO HAY CREDIBILIDAD…

Nos resulta irresponsable y hasta temeraria la solicitud de la abogada de la Nación, Marisela Morales y estamos conscientes de que en parte el problema de la impunidad se debe a que la gente no denuncia, pero  no podemos pasar por alto que ello es responsabilidad de la inoperante actitud de la procuración de justicia en el país…Tampoco debemos olvidar la parte de culpa que tienen los Juzgados donde hay una apatía de miedo por resolver os asuntos…Y si vamos más allá, la gente no denuncia porque no existe credibilidad que hay en las instituciones… Un número importante de delitos no se denuncia por el temor de las familias de las víctimas…Las Procuradurías enfrenta un obstáculo para la investigación de delitos como secuestro y extorsión, porque en la mayoría de los casos las víctimas prefieren no denunciar por temor a que los delincuentes tomen represalias…Es una realidad, mientras la ciudadanía se niegue a denunciar, las autoridades correspondientes están impedidas a actuar…Las personas están en su derecho de querer denunciar o no…

LAS CIFRAS SON ATERRADORAS…

El proceso penal mexicano no respeta a las víctimas, ello es consecuencia de que el 85 por ciento de los 45 mil delitos diarios no sean denunciados y con ello inicie la impunidad…Anualmente,  se presentaron un millón 800 mil denuncias, de las cuales en los ministerios públicos se integran sólo 280 mil averiguaciones previas, por la desconfianza en el sistema penal… Por otro lado, el 90 por ciento de los acusados, nueve de cada 10 procesos penales terminan en condenas, por delitos de robos y contra la salud, pero se refieren a pequeños delincuentes, los verdaderos siguen en las calles…Se arrastra un margen de impunidad en la comisión de delitos de 96 por ciento…La ruta para abatir la ineficacia en la procuración de justicia en el país es la transformación del marco jurídico y cuando esto haya sucedido, entonces, podemos hablar de la cultura de la denuncia… amunguia_65@hotmail.com

twitter: @matariliblog facebook: matariliporlirilon