ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

Es muy curioso que alguien como Genaro García Luna,  quien pactó con el crimen organizado; sobre quien pesan denuncias que van desde el enriquecimiento inexplicable (todas tienen explicación); violación a derechos humanos, montajes y múltiples fracasos en materia de seguridad; reaparezca hablando de una fallida estrategia por parte del actual gobierno federal en la materia (no se necesita ni siquiera ser medio experto para ver eso) y dé la fórmula, según él, para solucionar este fenómeno…Es la parte irrisoria…Todos dicen saber qué hacer, pero cuando tienen la oportunidad valen para puras vergüenzas…De hecho, escuché a Margarita Zavala, candidata independiente a la presidencia de la República, sostener que ella sabía como devolver el  clima de seguridad al país ¿neta? y ¿por qué no lo hicieron cuándo tuvieron la oportunidad?; por el contrario, los índices de inseguridad, las desapariciones forzadas, las ejecuciones, los enfrentamientos durante la administración calderonista se desbordaron, tanto que fue necesaria la intervención del Ejército y la Marina, instituciones que hasta la fecha tienen que mantenerse en tareas de seguridad…García Luna manejó la Secretaria de Seguridad Pública, como una empresa privada; metió a gente de su confianza que no tenía la capacidad (comenzando por él mismo); hizo negocio con las compras de equipo, helicópteros, patrullas y uniformes y posiblemente, todo lo anterior habría sido pasado por alto si los operativos contra la delincuencia organizada hubieran rendido frutos, pero nada más lejos de ello…Ahora, después de varios años de permanecer en silencio, regresa y presenta su libro “Seguridad con Bienestar, un nuevo modelo integral de seguridad”, en el que afirma que México debe apostar por una política de Estado con mediaciones de las variables vinculadas al origen del delito e instituciones que trasciendan partidos y sexenios…¡Muy interesante!…Sea que sea lo que ello signifique…La otra opción sería la de López Obrador: invitar al papa Francisco para abordar temas de seguridad…¡Claro! ¿por qué no? un especialista en la materia…García Luna, explica que México es un mercado abierto donde los delincuentes se aprovechan de la debilidad de las instituciones de seguridad…¡Brillante deducción de un “experto”!…Reconoció que para que exista violencia en una sociedad se requieren tres componentes: un mercado ilícito, una logística delictiva y un deterioro institucional, precisamente eso es lo que llevó a hacer uso de las Fuerzas Armadas que dio como resultado el desgaste de las mismas y la perdida de legitimidad en el uso de la fuerza, durante su gestión…Posiblemente tenga razón, no puedo cuestionar sus afirmaciones, lo que me sorprende es que lo vertido no es nuevo…Los mexicanos vivimos un estado fallido en materia de seguridad desde hace décadas, pero deben reconocer que éste comenzó, precisamente en el período de Felipe Calderón…No dudo que sea un experto en seguridad pública, pero sólo en el papel porque a la hora de la hora, ninguna de las estrategias han funcionado…