ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

¿Se puede confiar en alguien que no cumple su palabra o que deja botada la chamba?…Solamente en el servicio público se pueden abandonar las responsabilidades y regresar cuando  las cosas no salen como se esperaba para continuar gozando del pago quincenal…Si está chido eso…Claro también está el otro lado de la moneda, quienes trabajan en política saben perfectamente que los empleos son por tres o seis años y eso si terminan la gestión porque alguien me decía un día, lo difícil no es llegar sino permanecer y tienen toda la razón, rara vez quienes comienzan una administración llegan al término y no puedo decir que sea un final feliz, por el contrario, hoy por hoy no existe político y/o funcionario público que haya dejado su cargo y sea recordado por su excelente trabajo…Y hete ahí el porque cada vez que un período gubernamental está por concluir comienza la desbandada en busca de otra chamba…Pero lo que no se vale es que se tenga una responsabilidad por seis años; se jure y se perjure que no abandonará el cargo para que el fue electo en busca, específicamente, de la presidencia de la República y tómenla cachetes, dice mi mamá que siempre si…Claro que me refiero a Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, gobernador con licencia de Nuevo León…Y ahí está el asunto, en caso de que no obtuviera las más de 864 mil firmas para competir como candidato independiente a la Presidencia de la República, cosa que no sucedió porque hasta eso tiene una estructura que ya la quisiera cualquiera de los partidos políticos, podría regresar y continuar como mandatario estatal…Sin embargo, a mi si me llama la atención ese punto, ¿cómo confiar en alguien que no hace honor a su palabra cuando lo único que tenemos tanto los hombres como las mujeres es eso, nuestra palabra?..A unos meses de las elecciones de Nuevo León de 2015, el otrora priísta criticó vía twitter a aquellos funcionarios que dejan algún cargo público para buscar ser electos en otro: “el chapulineo es inmoral, no puedes dejar abandonada tu responsabilidad, no puedes hacerle eso al Estado”...Pos que pasó, más pronto cae un hablador que un cojo…Pero ahí no pararon sus promesas , luego de ganar las elecciones, aseguró en varias ocasiones que no dejaría la gubernatura para buscar ser candidato a la presidencia en 2018 “quienes piensan en dos cosas a la vez, no atienden ninguna”…Me queda claro que aparecerá en la boleta electoral, no ganará la elección, es más dimitirá en favor de José Antonio Meade, porque esa es parte de la negociación; regresará a Nuevo León a terminar con el compromiso que adquirió, que dejó botado y en el que no ha hecho un papel “wuau”, pero esos son los privilegios de los que goza y solamente en esos trabajos se ve…Aunque debemos reconocer que el Bronco no es  el único al que le ha interesado un comino dejar la chamba a la buena de dios…La práctica es más común de lo que creen en todos los niveles, pero ahora nada más hablémos de quienes ocuparon un cargo de gobernador…En el 2000, Cuauhtémoc Cárdenas y en el 2006 ya saben quien renunciaron como jefes de gobierno de la Ciudad de México para competir en las elecciones presidenciales de esos años…