ALEJANDRA MUNGUÍA CAMBRÁN

Era de esperarse que en el último mensaje a la Nación de parte del Presidente FELIPE CALDERÓN HINOJOSA se exalten  logros y se minimicen fracasos; haya omisiones y afirmaciones cuestionables; sin embargo, hemos de reconocer y CHIN-CHIN EL QUE RAJE porque hasta en  nuestro lecho de muerte negaremos rotundamente el haberlo escrito; debemos reconocer que por primera vez en la historia de este atribulado país, el presidente saliente no le entregará al próximo una nación devastada, saqueada y en ruinas; por el contrario, se encuentra en el camino correcto para el crecimiento, ya nada más falta que los bolsillos de los mexicanos comiencen a sentir esas bondades, por 

lo tanto, ENRIQUE PEÑA NIETO, no tiene excusa ni pretexto para seguir por el sendero trazado; la mesa se la deja más que puesta, sobre todo, si volteamos nuestros ojos a la situación del resto del mundo…Es de sabios aceptar y, nuevamente lo NEGAREMOS AUNQUE NOS SOMETAN A LAS PEORES TORTURAS, que la administración de CALDERÓN HINOJOSA ha sido la menos peor en la historia del país y para haber sido un Presidente 

“ESPURIO”, no la hizo nada mal; lo que no podemos decir de sus antecesores…

ENTRÓ POR LA PUERTA DE LA COCINA; ¿SALDRÁ POR LA PRINCIPAL?…

Sin embargo, y por desgracia todas esas bondades, logros, avances,  que escuchamos ayer de boca de CALDERÓN HINOJOSA, en Palacio Nacional, y en el que solicita apoyar y desea éxito al nuevo Presidente; se vieron ensombrecidos por una realidad, el fracaso de la estrategia de seguridad y hasta el último momento, el aún Primer Mandatario defendió la indefendible…Pasará a la historia no como el Presidente que mantuvo a flote a su país mientras el resto del mundo se hundía, sino como el Mandatario que tiñó las calles de México de sangre…Muchas veces lo hemos dicho y lo sostendremos, se tenía que hacer algo, no cabe duda; había que acabar con esos cotos de poder; pero antes de aventarse al ruedo había que medirle el agua a los camotes, y eso es lo cuestionable de la estrategia del Jefe del Ejecutivo, jamás dimensionó a lo que se enfrentaba y he ahí las consecuencias…Es muy cierto, son los miembros del crimen organizado los responsables de tanto derramamiento de sangre; obvio nadie puede culpar al Jefe del Ejecutivo de haber disparado un arma, pero sí de haber avivado al avispero sin antes sondear el terreno y medir las fuerzas de sus adversarios…Se detuvieron a 22 de los 27 delincuentes más peligrosos ¿yyyyy?; hasta septiembre de 2011, oficialmente se tenían registradas 49 mil ejecuciones…La espiral de violencia e inseguridad no sólo afectó a los integrantes de los grupos criminales, sino a la población civil…El periodo que comprendió el gobierno de Calderón fue uno de los más sanguinarios que ha vivido el país y, eso, por desgracia es lo que permanecerá en la mente de todos los que por fortuna SOBREVIVIMOS a este sexenio…A esa parte de la población, el Presidente olvidó agradecer…

ES UN HECHO…

El presidente FELIPE CALDERÓN aseguró que con su actuación en contra del crimen organizado,  el gobierno federal impidió que los delincuentes tomaran el control del Estado mexicano; pero ¿a qué precio?; claro que el pasado primero de julio los mexicanos le pasaron la factura…Era de esperarse que el presidente abriera su mensaje con los logros (¿?) alcanzados en materia de seguridad…A todos los presentes en Palacio Nacional no nos extrañó en lo más mínimo y tampoco que defendiera la estrategia de su gobierno en esta materia…Dijo que la corrupción policial fue la clave en la expansión de la delincuencia y reconoció que la impunidad, real y percibida, exacerbó el fenómeno criminal…Para no atiborrarlos de información, en el transcurso de la semana iremos desmenuzando, el último informe presidencial…

amunguia@hotmail.com

Síguenos por twitter: @matariliblog y en facebook agréganos: matariliporlirilon

CARTONES: Ramón Garduño H