Los legisladores no sólo están indignados, sino lo que le sigue por el supuesto espionaje… ¿No le estarán echando mucha crema a sus tacos?… O ¿qué de plano sí vale la pena espiarlos?; solamente que sea para saber como se sacan las pelusas del ombligo, porque para otra cosa, nos queda claro que sería pérdida de tiempo y de recursos…El asunto es que la Cámara de Diputados interpuso  una denuncia penal ante la PGR por el presunto espionaje telefónico contra legisladores de diversas fracciones parlamentarias y personal de las áreas administrativas…Personal de Resguardo y Seguridad confirmó que incautó equipos de intervención telefónica y hasta la transcripción de conversaciones privadas que serán integrados a la denuncia penal y puestos a disposición del Ministerio Público, después de que la Cámara de Diputados solicitó un peritaje externo para examinar los dispositivos hallados en diferentes espacios del inmueble…Como era de esperarse, el titular de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Poiré Romero afirmó que ni el Cisen ni la Segob ordenaron la intervención telefónica en la Cámara de Diputados y eso ¡seguro!, deben tener cosas mucho más interesantes que hacer…Acaso ¿la historia se repite?…

LO MALO ES CREAR FAMA Y ECHARSE A DORMIR…

Cuando fue creada la Central de Inteligencia Mexicana (Cisen), en el período de Carlos Salinas de Gortari, se habló de que tendría una actuación transparente y que su labor sería la detectar las amenazas internas y externas en contra del Estado; sin embargo,  se le ha acusado de hostigar a los adversarios políticos del régimen en turno; mientras el aumento de la criminalidad se convierte en una de las principales preocupaciones de los mexicanos…Hay que ser realistas, los organismos de inteligencia siempre han gozado de un desprestigio bien ganado al ser utilizados como instrumentos de represión al servicio del gobierno, y al mismo tiempo funcionaron como brazo clandestino de la CIA, sobre todo, durante el condenable periodo de la Guerra Fría…Desde sus inicios el Cisen muchas veces ha sido empleado con fines político-partidistas, en lugar de cumplir con sus verdaderas responsabilidades que es neutralizar las amenazas internas y externas a favor de la seguridad nacional…

TAMBIÉN LÓPEZ OBRADOR SE DIJO VÍCTIMA DE ESPIONAJE…

En 2004, si mal no recordamos, el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Cisen –por órdenes del gobierno de Vicente Fox-, realizaba espionaje telefónico en contra del PRD y personajes relacionados con su proyecto (por lo menos decía tener uno) partidario, intentando vincularlo en actos de corrupción y “compló” políticos…En ese entonces era secretario de Gobernación, el ahora precandidato panista a la Presidencia de la República, Santiago Creel Miranda, quien negó de manera rotunda que el Cisen hubiera intervenido llamadas telefónicas de funcionarios del Gobierno del Distrito Federal y diputados del PRD…La verdad, es que también en ese año, el Cisen fue acusado de por su probable participación en la filmación y filtración a la prensa del momento en que el ex secretario de Finanzas del Distrito Federal, René Bejarano alías “el señor de las ligas” aparece apostando en Las Vegas, Nevada y recibiendo miles de dólares de Carlos Ahumada…Otro antecedente, es el caso de espionaje telefónico contra el senador priista Manlio Fabio Beltrones, quien también acusó al Centro de Investigación y Seguridad Nacional de intervenir ilegalmente sus conversaciones privadas y las de sus familiares…El organismo de inteligencia negó las acusaciones, así como lo hizo cuando le acusaron de grabar y difundir las conversaciones telefónicas del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, en medio del proceso electoral de esa entidad o en el caso de las perredistas Dolores Padierna y Alejandra Barrales que responsabilizaron también a ese organismo de intervenir sus comunicaciones referentes a los preparativos para tomar la tribuna parlamentaria de San Lázaro… amunguia_65@hotmail.com

Síguenos por twitter: @matariliblog y en facebook agréganos: matariliporlirilon