JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

Lo que esta pasando en una de las cientos de empresas externas que dan apoyo a PEMEX, no es nada nuevo. Desde el inició del mandato del agricultor Fox, se sabía que a su salida, dejaría un país peor que como lo ha dejado el PRI. Y el tiempo nos da la razón, pues no es  sólo esa  empresa presuntamente dónde  participan los honestos hijos de Marta Sahagún.

PEMEX, en toda la extensión de la palabra, es la paraestatal en la que se cometen más actos de corrupción. Se manejan cientos de contratos de manera externa y si adentro esta podrido ¡imagínese afuera! Nada nuevo observar que los gobiernos en el poder, enfoquen sus intereses muy personales en esta institución petrolera.

Pasados los nefastos períodos del PAN, comienzan a salir hechos que presuntamente todos ya conocíamos,como la inmensa ambición y poder de la señora de Fox. Sus  hijos gozan de toda la impunidad posible gracias a que la doña colocó en puestos clave a personas de toda su confianza; tanto para conseguir contratos, como para proteger a sus hijos.

¡Cuánto no se habló, de Marta y sus hijos! y del mismo,Vicente Fox. Ella  ocupó los reflectores una vez que contrajo nupcias con el vaquero de Guanajuato. Debo decir que la mayoría de los(as) Secretarios de estado, le tenían pánico a esta insaciable mujer, ya que aunque jamás nadie tuvo los suficientes tamaños para publicarlo, trascendieron los conflictos que creó alrededor de personas del gabinete; gente muy cercana al ahora ex presidente, su esposo Vicente.

Basta recordar los constantes pleitos con la ex Secretaria de Desarrollo Social y posteriormente candidata a la Presidencia Josefina Vázquez Mota. Sudó frío la señora Marta cuándo se enteró que ella sería la representante azul para llegar a la Presidencia. Ese distanciamiento con la ex secretaria de estado cambio de manera radical.

Seguramente, como suele  suceder en  este  país, no pasará nada. Como no pasó con la Comisión de diputados que se había formado para investigar en forma, las presuntas irregularidades y el posible tráfico de influencias, en beneficio de los hermanos Bibriesca. ¿Qué paso? nada, así como surgió…desapareció.¿raro no?

Los cercanos al rancho de los Fox, murmuran que hay preocupación a pesar de las  sonrisas forzadas de estos dos personajes, que de la noche a la mañana y siendo solo un par de burócratas pueblerinos, acumularon una gran fortuna y poder; amigos y enemigos; gente que piensan como yo: “tarde que temprano” pero la  justicia  llegará.

Ahora mismo, la sombra de  la  corrupción esta  en las espaldas de la señora Marta  y sus hijos y no tardará en saltar la porquería que dejó Calderón. ¡Ah!….porque el también tiene su propia historia en PEMEX. Pero vamos paso por paso. Primero los de Guanajuato y después si hay justicia y se quiere recuperar la credibilidad, seguramente seguirá y, no lo dudo ni tantito,  el michoacano Felipe Calderón  Hinojosa…al tiempo…