JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

Nos  dimos una vuelta a las páginas de los diarios de dos sexenios atrás para investigar cuáles eran las propuestas de Reformas, que en su momento, los gobiernos panistas ponían a la consideración del Congreso. Y sorpresa, ya se hablaba de una Reforma Energética,de cambios en la estructura educativa y hasta de posibles modificaciones en importantes artículos de nuestra Constitución.

O sea que desde el gobierno engañoso y corrupto de Vicente Fox, se contemplaba  una presunta privatización de PEMEX. Se abrirían así las puertas de la paraestatal más importante del país. ¿Qué paso?; pues como en ese entonces y para variar la mayoría en el Congreso eran del Partido Revolucionario Institucional, frenaron de inmediato dicha propuesta.

Y todos los esfuerzos de los operadores políticos de Fox fracasaron y hasta ahí quedó todo. Pero eso no fue factor para poner un alto a la desmedida ambición de su pareja sentimental Marta Sahagún. Ella manipuló, como es su costumbre, a los principales directores de esta institución y benefició directamente a sus hijos quienes de la noche a la mañana, fueron los principales contratistas de la mencionada paraestatal.

Para ese entonces, el toque mágico y misterioso de tres personajes, evitó en su tiempo y momento que esto no pasara y lo lograron ¡no paso!. Los nombres de siempre: Carlos Salinas, Manlio F. Beltrones y Emilio Gamboa, los conocidos en el medio político como la “tercia de ases”. Aunque resulta  insultante, pero es cierto, en torno a estos tres políticos giran las  decisiones de este país.

Ellos frenaron, en su mayoría, todas las  propuestas del hoy ex presidente Fox, como también lo hicieron con  Calderón. Esto de  las  reformas, se  vienen arrastrando desde  hace mucho tiempo. ¿Por qué hasta ahora? Sería  fácil decir que para vestir al deteriorado PRI, si ese del cambio de imagen que tanto pregonó el bailador y desfalcador de Coahuila, Humberto  Moreira.

O para dejar de una vez  por todo bien claras las cosas, el PRI regresa más fuerte, unido y corrupto que nunca. Sin embargo, tendremos que darle el beneficio de la duda y hasta no ver no creer; solo así sabremos que tan benéficas fueron estas  reformas para los mexicanos. Lo que hagan los partidos que no estuvieron de acuerdo, pues como decimos aquí: “ya valió”  porque  ya  no hay marcha atrás.

De la reforma educativa se comenta que en esos tiempos,  la corrupta y otrora poderosa, Elba E. Gordillo, no dio luz verde a la  propuesta. Y debe ser  cierto, pues su estrecha relación con Salinas, Gamboa y Beltrones, logró parar esta iniciativa que  perjudicaría los proyectos no tan sólo de ella sino de quienes le siguen apoyando. No quiso perder privilegios.

Veremos si estas reformas logran en parte componer el camino. Pues la Reforma Fiscal sigue sin  convencer, también recibió luz verde para echarla andar. Y en todas ellas, suena el nombre de la “tercia de ases”, comandadas por un ex presidente que vivió en Irlanda pero que regresó con más poder que nunca; un hombre polémico: Carlos Salinas  de Gortari.