JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

Nos tienen tan entretenidos con la recaptura de Guzmán Loera que, dejamos pasar las arbitrariedades que hacen los responsables de la seguridad en la frontera norte del país. Mire usted, otro mexicano es alcanzado por las balas de estos abusivos y protegidos vigilantes de la zona. Jesús Flores Cruz, cayó abatido cuándo intentaba escapar de estos patrulleros.

Se comenta por testigos oculares  que, este mexicano trababa de esconderse, cuándo es descubierto. Se oyen detonaciones y el humilde trabajador, cae de inmediato al piso. Lo primero que comentan estos  infelices a través del departamento del Alguacil, es que el indocumentado mexicano,”agredió con piedras a los guardias  fronterizos”y, éstos, ante  el temor de ese “armamento” solo se  defendieron… ¿Cómo…?; fácil… matándolo.

De este hecho nos enteramos, pero muchos otros quedan impunes.  Se siente coraje porque la gran mayoría de estos “oficiales”, son de origen mexicano o han sido indocumentados, que consiguen quedarse ofreciendo sus servicios al Ejército o como en este caso, apoyando la no entrada de inmigrantes de países latinos.

Los constantes abusos de estos americanos, provocan la ira de todos. Porque créame, no son delincuentes los que tratan de pasar a los Estados Unidos, son en su mayoría, gente que sigue añorando, conseguir el sueño americano. Y muchas veces sin pasar, encuentran la muerte a manos de estos homicidas con placa.

Son personas que viven muy cerca de la frontera, quienes se han percatado de la violencia extrema de estos personajes, quienes, en muchas de las ocasiones, por simple diversión juegan al tiro al blanco con gente que esta muy cerca de la división territorial de ambos países.

¿Y nuestras autoridades?; al parecer y siguiendo con el protocolo burócrata de siempre, nada más no dan resultado alguno. Metan su queja y listo. Porque da pena y coraje decirlo, pero las muertes de nuestros connacionales es impunidad al máximo nivel. Eso sí, tocan a uno de sus elementos y ¡cuidado…! nos quieren invadir y declarar la guerra.

¿Por qué a esa gente de la Border Patrol, las muertes de mexicanos los tiene sin cuidado y siempre tendrán la razón? Les avientan piedras y contestan con balazos. No lo deseo, pero y si fuese al revés ¿qué pasaría? Sin lugar a dudas que hasta Obama vendría a reclamar. Porque tranquilos  y callados estos estadounidenses no son,o ¿me equivoco?

Cierto lo del Chapo ha traído festejos  en grande al  Gobierno mexicano, pero ¿qué hacer con los constantes abusos y crímenes cometidos por la Border Patrol? Mientras los siga cubriendo el manto de la impunidad, nada pasará y seguirá la matanza de mexicanos  en manos de estos criminales con placa.