SEBASTIÁN GALINDO CÁRDENAS

En México, no estudies, no te expreses, no tomes una fotografía a un asesino con fuero, no levantes la voz, eso, te convierte en el peor enemigo del gobierno. Triste despertar día a día con un México más negro, un país que ni al guionista más violento se le podría  ocurrir. Nos falta Rubén en el gremio, sumemos 43 estudiantes y miles más con nombre que se desconoce su paradero.

Y yo lo seguiré diciendo, por este medio, por las redes sociales y públicamente, porque de poco sirve sólo escribirlo o mencionarlo, hay que sumarse afuera, juntarse, unirse. Me he cansado de repetir que somos un país con falta de identidad y unión y eso tristemente lo veo también en la profesión que me apasiona y que decidí vivir; el gremio periodístico (y no completo) se une solo en momentos de impotencia y dolor. Esa unión tiene que ser de siempre.

¿Qué más necesitamos para hacer una revolución social? ¿Cómo cambiamos ese pensamiento individualista y dónde encontramos esos valores perdidos del mexicano? Argumentos, nos sobran, formas las hay, motivos  miles. No pido un México color de rosa, exijo un país  con un gobierno que merezco, una economía que nos roban y una sociedad que se pierde, eso demando.

Hoy no calló, faltas tú Rubén, tu Nadia,  100 más como ustedes en los últimos años (13 sólo en Veracruz durante esta dictadura), mis 43 valientes que no los olvidamos y miles inocentes. Por ustedes seguiremos hablando los que quedamos y espero cada vez tengamos más fuertes a nuestro lado… Nos quitan un colega, un hombre de huevos, y podrán inventar la historia que sea alrededor de la situación, a mí no me engañan: #PeñaNietoRepresor y #FuisteTúDuarte, asesinos, y que la historia se los llegue a perdonar un día, yo no podré…