JOEL AGUIRRE

A primera vista, las palabras basto vasto parecen no generar dificultad alguna. Sin embargo, si se consulta el diccionario podremos darnos cuenta de que confundirlas al usarlas puede traer resultados un poco menos que catastróficos. Por ejemplo, hace un tiempo leí en una revista que “el papa es admirado en todo el mundo por sus bastos conocimientos”…

¿Qué habrá hecho el papa, ejem, para que una revista se refiriera a él de modo tan irreverente? Sepa la bola. Lo cierto es que la definición de “basto” es “grosero, tosco, sin pulimento”. Entonces quizá lo que la revista quiso fue escribir “el papa es admirado en todo el mundo por sus vastos conocimientos”, pues la definición de vasto es “dilatado, muy extendido o muy grande”.

Hablemos español…

 Nurse es una voz tomada del idioma inglés que ocasionalmente se usa en el español con el significado de “niñera extranjera”. Aunque su empleo ya se admite como extranjerismo adaptado, se recomienda usar con preferencia el término tradicional español niñera, o institutriz si se refiere a la mujer encargada de la educación de los niños en el hogar.

A veces también se emplea la voz inglesa nursery para referirse a la sala de un hospital donde están los recién nacidos o, en una guardería, los bebés de pocos meses. Sin embargo, como de lo que se trata es de preservar la riqueza de nuestro idioma, este anglicismo fácilmente podemos sustituirlo por los equivalentes españoles sala de cunas o guardería.

Palabra del más allá…

Pergeñar. Significa: “Disponer o ejecutar algo con más o menos habilidad”. Por ejemplo: “¿Podrían las farmacéuticas pergeñar un plan de fumigación a espaldas de las autoridades?”.