JOSÉ ÁNGEL GALINDO MONTENEGRO

Es  preocupante, desde hace  muchos años  el servicio, si es que se le puede llamar así a lo que ofrece el  STC-Metro. Mire usted, los accidentes son situaciones  se  presentan de forma continúa,  ya no se diga el alto porcentaje  de personas desesperadas que  ven a la  muerte  como única  salida y aprovechan el aventón.

Es  indignante este servicio que  ha sido rebasado, por  mucho, con la  cantidad de usuarios que se  incrementa día  a día. Sólo sume  a  las  miles de  personas que  dejan su carro, por el excesivo costo de  la  gasolina y utilizan el Metro. Definitivamente la  corrupción imperante ya alcanzó a este  importante  medio de  transporte.

Mucho se ha hablado del líder de ese Sindicato, el diputado local Fernando Espino Arévalo, que  con la  vieja  escuela de  líderes  charros  y ventajosos, hace lo  mismo que todos: abusar y corromper escudado en un fuero que  le  permite eso y más. Basta darse una vuelta y conversar  con el más  humilde de sus trabajadores  para conocer que este corrupto tiene en puestos  clave  y bien pagados a toda  la familia, amigas, amantes y lo que se  le  pueda aparecer  en la semana.

El director del Metro, Joel Ortega no ha  podido o, no ha querido, poner  orden y se  le está yendo el pollo a lugares que  después puede  lamentar. Triste  la  historia de  un transporte que  en su momento fue  considerado uno de  los  mejores del mundo. Hoy atraviesa una  grieta muy grande, el pésimo servicio que otorga y la mala administración, no de ahora de siempre.

Se habla  ya de  un posible  aumento al precio del boleto, situación que manejarán según los interesados  a través de encuestas. Se respetará  lo que  la  ciudadanía opine. ¿Y usted  les cree..? si es  por  imagen quizás  Miguel Mancera lo pueda  hacer  pues  sus  bonos  han caído y feo. Pero si no es así, ¿porque el alza al precio del boleto?

Le  preguntaría al Ingeniero Ortega: ¿qué  hacen con la recaudación de  los avisos publicitarios? y aún más ¿qué destino lleva todo lo recolectado diariamente a vendedores ambulantes que  ya  hicieron de los espacios del Metro su fuente  de  trabajo?

Porque  no me  va a  decir que  los ambulantes y hasta las sexo servidoras que se  ubican dentro de algunas estaciones  del transporte están de  gratis. No merece el ciudadano un aumento, porque hasta  su gente que,  no es sindicalizada, es  corrupta, abusiva,agresiva. He sido testigo de como abusan del más  jodido, de ese que al solo verlos les tiembla todo.

Pero eso es  harina de  otro costal. Porque la  verdad usted  y su gente son trabajadores privilegiados, muchos de  ellos  ni trabajan y tienen tiempo para  otras  labores que no son las que tienen asignadas. ¡NO! al alza del Metro, aún con los motivos que ellos dan a conocer porque el servicio que  dan es  pésimo.

Si tiene prisa o algún asunto temprano, pídale a su santo favorito llegar a  tiempo porque a esas  horas  es  cuándo más  paradas  hace el  convoy. Y no sólo al detenerse  en las estaciones por  más del tiempo necesario, en ocasiones le  llega a suceder en un punto intermedio y si  usted le tiene terror a la  oscuridad ni le recomiendo que  lo use.

Son tantas cosas en contra  y pocas  a  favor. El Metro, mientras no hagan una limpia total, desde el corrupto Sindicato y líder que  le acompaña hasta los  funcionarios que son puestos  ahí nada  más para cubrir  un puesto que  les  regalan y que muchos  no saben ni en dónde  están sentados. Seguirá padeciendo ese mal innecesario.

Trabajadores, estudiantes y personas  comunes no apoyaremos  por  ningún motivo esta anunciada alza. Mejor que  le  hagan una  auditoría al STC-Metro para  saber a  ciencia cierta, a dónde  van a  parar los millones de  pesos que  generan y con los pelos en la mano, les podemos asegurar que es a otras  personas que  no son precisamente empleados de este servicio de  transporte o nos van a decir que no es cierto.